Para hablar de ella

Me tiembla el pulso cuando comienzo a escribir su breve historia, porque su recuerdo es sagrado para todas las personas que aún la lloramos y seguimos preguntándonos qué se podía haber hecho para evitar que se fuera.

Anuncios

La patria del hambre

Acabo de llegar de Sare Bala, una pequeña aldea entre Senegal y Gambia, dividida por los idiomas que se enseñan en sus escuelas, francés a un lado, inglés al otro, y que nadie habla. Porque todos hablan la lengua pular, y el lenguaje de la risa o el llanto compartido. El marido de una mujer... Leer más →

Grita sus nombres.

Desde Sare Bala, una pequeña comunidad al sur de Senegal, te mandamos la sonrisa de kamisa, más radiante que todos los soles del planeta, más tierna que todos nuestros corazones juntos. Hay esperanza, ponte en pie.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑