La patria del hambre

Acabo de llegar de Sare Bala, una pequeña aldea entre Senegal y Gambia, dividida por los idiomas que se enseñan en sus escuelas, francés a un lado, inglés al otro, y que nadie habla. Porque todos hablan la lengua pular, y el lenguaje de la risa o el llanto compartido. El marido de una mujer de la zona de Gambia murió hace días abatido por … Continúa leyendo La patria del hambre