Transformando los espacios de enseñanza-aprendizaje

Hace unos días me propusieron hacer una entrada para el blog y ahora me encuentro en ese momento de enfrentarme al folio en blanco. En la vorágine a la que nos enfrentamos día a día, no nos acostumbramos a parar, reflexionar, a mirar y es ahora cuando echo la vista atrás y pienso…¿de qué hablo yo ahora?

El próximo viernes participaremos en la Jornadas de Aprendizaje y Servicio,  por segundo año consecutivo hemos tenido la suerte de recibir en nuestra Fundación a un grupo de alumnos y alumnas del colegio Teresianas. A día de hoy, el ApS, es una metodología que no muchas personas conocen y que,  queremos difundir, no solo por sus valores pedagógicos intrínsecos sino también, por el enriquecimiento que aporta los/as jóvenes, con consecuencias muy positivas para toda la sociedad.

Roser Battle es la encargada en nuestro país de difundir esta nueva forma de enseñar. El aprendizaje-servicio se define como una propuesta educativa que combina procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad en un solo proyecto donde los/as participantes aprenden al trabajar en necesidades reales del entorno con la finalidad de mejorarlo.

Antes de la acogida directa en los proyectos, acudimos en dos ocasiones al centro escolar, para que el alumnado conociera la Fundación Farrah, nuestros valores, acciones y cómo surgen las iniciativas de participación infantil.  Comose les brinda la oportunidad de elegir entre diferentes asociaciones son ellos y ellas quienes optan por integarse en unas u otras.

En enero llegaron a Farrah un total de 15 alumnos y alumnas cargados de energía, entusiasmo y ganas: ganas de aprender, dar, recibir, contagiarse, empatizar y tener un encuentro con la realidad que les rodea, en un mundo en el que la vida corre a un ritmo inalcanzable. Esre grupo ya llegó cargando en sus mochilas  los ingredientes fundamentales para alcanzar las metas que propone esta pedagogía.

Se dividieron en varios grupos, unos asistirían al proyecto de Bloque a Bloque y otros a A Pie de Risco Infancia en San Nicolás para comenzar su andadura ofreciéndonos su tiempo, conocimiento, cariño y nobleza y su entusiasmo para compartir
experiencias con los niños y niñas que participan cada tarde en las actividades de nuestros proyectos. Se adaptaron perfectamente al ritmo, al ajetreo, al movimiento y al fluir de cada día, siempre bajo el respeto y la discreción.

Nos ofrecieron su ayuda y conocimientos, “desde el primer día supe que esta Fundación apostaba por enseñar a niños y niñas conocimientos y aprendizajes que no se adquieren en la escuela…Esta experiencia me ayudó a valorar mucho más lo que tengo”.  Creo que todos los que trabajamos aquí pensamos en algún momento, ¿por qué no pude disfrutar de un aprendizaje en contacto directo con la realidad?. Todos y todas valoran la experiencia de forma muy positiva, “he aprendido a ver las cosas partiendo de mi propia mirada, abriéndome y conociéndome, sin vendas, sin la protección de un profesor o del colegio, he sido dueña de mi propio aprendizaje”. Sofía afirmaba con cierta emoción, “me llevo las sonrisas de tod@s l@s niñ@s cuando les ayudabas y tratabas desde la positividad… cada día creo más en el poder de la palabra, debemos saber cómo hablarle a niños y niñas, su futuro puede quedar condicionado y lastrado por la negatividad y el pesimismo”

Como pueden leer, el ApS es sencillo pero sobre todo es poderoso, porque va más allá de una simple metodología de aprendizaje, también es una filosofía que aúna  la dimensión cognitiva y  ética de la persona, una pedagogía que reconcilia calidad educativa e inclusión social y una estrategia de desarrollo comunitario porque fomenta la calidad humana de nuestra población.

Apostamos por el ApS, por una educación en redes, con la participación de todos/as los/as agentes sociales porque trabajar en red es cooperar. Damos un paso más allá de la escuela tradicional, con unas aulas ancladas en el siglo XIX , profesionales del siglo XX y alumnado del siglo XXI. Para superar las propias contradicciones del sistema debemos cooperar con centros educativos, entidades sociales, ayuntamientos…Tenemos que sumar y es responsabilidad de todos y todas elevar nuestro capital social.

Y tú, ¿te apuntas?

Patricia Trujillo Díaz – Coordinadora proyecto A Pie de Risco Infancia en San Nicolás.

blog-patri

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s