Simple.

Eudemonía: Plenitud del ser. Palabra griega traducida como felicidad.

“El fin último que persigue el hombre es la eudemonía, el hombre cree alcanzar la felicidad con riquezas; o con honores y fama; y otros creen obtenerla por placer. No se alcanza la felicidad mediante ninguno de los cuatro caminos, sino mediante la práctica de la virtud.”

-Aristóteles-

Las niñas y niños son el futuro, quién mejor para aprender sobre valores y gestionar sus emociones en lugar de tantos conceptos… de esta forma los países podrían ser más respetuosos, pudiendo desarrollar habilidades del ser humano como el entendimiento, la empatía y el diálogo.

En un siglo tan globalizado como en el que vivimos, ¿qué mejor opción tenemos a nuestro alcance?

Desde el capitalismo se fomenta la individualización y competitividad, basado en una moda de constante insatisfacción que nos hace ir como burros tras la zanahoria, en un planeta de recursos limitados en donde actuamos como si no lo fuera, y en donde al fin y al cabo, es nuestro hogar, el único….
¿Cúantas cosas hay más importantes que estas?

Vivimos en una sociedad donde el tiempo parece apretar nuestra felicidad, donde un gran número de personas pasamos horas al día en el trabajo a cambio de un salario con el que poder comprar tiempo de otras para que realicen parte de nuestras tareas cotidianas, como limpiar el hogar e incluso cuidar nuestros tesoros más preciados, nuestros hijos.

fabio
Si pudiéramos convertirnos en el principito por unos días y observar nuestro ritmo de vida desde aquel lejano planeta, que extraño significado parecemos darle a la vida….

En nuestras manos está poder enseñar a todas esas niñas y niños que un día serán los dirigentes de este planeta y que actúan como esponjas sobre nuestra forma de actuar. De nosotros depende desarrollar mundo en el que podemos desarrollar habilidades sociales que nos permitan convivir  y disfrutar de otras personas, más allá de simples y básicos estereotipos, y eso se realiza en cada acción que realizamos, cada palabra que expresamos, e incluso con cada pensamiento que pasa por nuestra mente. Sólo de nosotros depende abrirnos a los demás, pudiendo dejar de pensar la mayor parte de nuestro tiempo en uno mismo y todo lo que conlleva ese amplio concepto de “yo”, mi casa, mi coche, mi familia, mi, mi, …..

Que aburrido y cansino sería visto desde aquel planeta de interminables atardeceres…

Es posible pensar en los demás sin recibir nada a cambio, lo cual resulta de lo más gratificante, lo único que hace falta es darse cuenta. Una vez que lo pongamos en marcha, esas lindas personitas que nos observan como esponjas, lo podrán poner en práctica casi sin  plantearselo.

Para nosotros como personas ya adiestradas en este mundo estresado en busca de esos cuatro caminos que satisfagan nuestros deseos de alcanzar la felicidad, la física cuántica y neurociencia, corroboran la plasticidad de la mente, en constante cambio, así que todo es cuestión de querer un mundo mejor.

-LOVE-

Fabio Pagán – Voluntario y Cooperante de la Fundación Canaria Farrah

fabio-blog

Anuncios

Un comentario sobre “Simple.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: